Cómo analizar los reportes trimestrales

Los reportes trimestrales que ofrecen las compañías públicas son documentos riquísimos en información. Tanto, que a veces resulta ser demasiada y distrae la atención de lo que es realmente importante para los inversionistas. Por eso, esta vez les presento una guía muy corta sobre los principales indicadores a observar cuando leemos un reporte trimestral.

Algo importante a destacar es que estos indicadores pueden no ser igual de importantes para distintas compañías, ya que cada compañía tiene sus propias particularidades. Por esto te comparto los que considero más generales ya que con ellos podrás tener una buena guía para interpretar los reportes, sin la necesidad de ser experto.

  1. Ingresos por acción (earnings per share): se obtiene dividiendo los ingresos netos (net profit) entre el número total de acciones en circulación (outstanding shares). Básicamente indica la rentabilidad de una compañía ya que el EPS es parte de las ganancias proporcionales por cada acción. No es lo mismo tener una ganancia enorme repartida entre 100 acciones que entre 1,000. El EPS es un muy buen indicador del desempeño de la compañía, su valuación y los dividendos y recompras de acciones.
  2. EBITDA: son las ganancias o ingresos netos (o, en inglés, el bottom line). Refleja todo el dinero que ganó la compañía después de considerar todos los gastos que tuvo en el trimestre previo a intereses, impuestos (EBIT) depreciación y amortización (EBITDA).
  3. La relación entre el precio y las ganancias (price-to-earnings ratio): es el ratio o múltiplo para valuar una compañía, pues mide el precio actual de su acción en relación con su EPS. También se le conoce como el múltiplo de precio o el múltiplo de ganancias. El ratio P/E ratio ayuda a decidir si una acción está sobrevaluada o subvaluada. Puede usarse también para comparar a la compañía con su propio historial o para comparar compañías en una misma industria. Se puede tomar en cuenta para hacer un análisis en retrospectiva (para hacer trailing) o como proyección a futuro. El ratio o múltiplo actual del S&P500 es de 22x, o dicho de otra manera las 500 empresas en promedio cotizan a 22 veces sus ingresos anuales. O sea que tu inversión, tardaría 22 años en recuperarse si los ingresos se mantuvieran estables (suelen crecer ;))
  4. Ventas (total revenue): es decir, los ingresos totales que tuvo la empresa en el trimestre. Algunos expertos suelen referirse a este indicador como el top line, ya que da una primera impresión de cómo le fue a la compañía.
  5. Proyecciones (forecasts & financial projections): Ios reportes suelen incluirlos y mencionan cómo la empresa proyecta sus gastos e ingresos en el futuro. Típicamente, toma en cuenta datos internos o históricos e incluye una predicción sobre factores externos del mercado. Es importante ver esto en los reportes trimestrales especialmente si la empresa no llegó a su objetivo de ventas o si se enfrentó con un escenario complicado en el trimestre reportado.
  6. Nivel de endeudamiento: éste lo refleja el balance financiero, donde se indican los activos y los pasivos que tiene la compañía; es decir, lo que tiene y lo que debe. Los pasivos indican específicamente las deudas que tiene a corto y largo plazo. deudas a corto plazo y deudas a largo plazo.
  7. Deuda/valor en libros (debt-to-capitalization ratio): mide el monto total que representa la deuda de una compañía en relación a su valor en libros o capitalización de mercado. Puede ser que parezca una empresa muy valiosa, pero si su deuda es muy alta, entonces no lo es tanto. Es un indicador del apalancamiento de la compañía, en la que la deuda se usa para adquirir activos. Las compañías con una deuda alta debe manejarla cuidadosamente, asegurándose de tener suficiente flujo de efectivo para gestionar los pagos de intereses de la deuda. Si una empresa tiene una deuda alta en proporción a su capital total, significa que tiene mayor riesgo de insolvencia.  
  8. La relación entre deuda y EBITDA (debt-to-EBITDA ratio): como ya decíamos, el EBITDA mide los ingresos antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización. Hay que observar el EBITDA contra la deuda ya que esta relación mide el monto del ingreso generado y que está disponible para pagar la deuda antes de cubrir gastos de intereses, impuestos, depreciación y amortización. Es decir, mide la capacidad que tiene una compañía de pagar su deuda. Una relación alta puede indicar que la compañía tiene mucha deuda.
  9. Factores de riesgo: la compañía suele mencionar riesgos potenciales en cada reporte. Estos riesgos pueden ser en relación a un nuevo segmento del negocio, un cambio en la administración de la compañía, volatilidad política en alguno de sus principales mercados, u otras situaciones.

Estos son algunos indicadores que te ayudarán a comprender el desempeño de las acciones de tus compañías favoritas. No se necesita ser experto para invertir, solo un poco curioso. Espero te sea de utilidad.