Mexicanos a la Bolsa

Quiero tomarme un espacio de este blog para platicarles sobre el proyecto profesional en el que he estado trabajando estos últimos y la misión que tenemos en GBM. A estas alturas del impredecible 2020 hemos logrado acelerar mucho hacia esa visión que nos planteamos hace casi 11 años. 

Entré a GBM gracias a un buen amigo de la universidad. Al ver mi frustración de trabajar en un banco (no solo ser cliente de un banco es frustrante, también ser empleado es terrible), él me recomendó ir a platicar con los directivos de la empresa porque tenían en mente un proyecto que me podría interesar. 

En septiembre del 2009 fui a conocer las oficinas de GBM. Me sorprendió mucho la calidad humana de todos sus colaboradores, desde sus directivos hasta el equipo de recursos humanos. Ahí tuve esa extraña pero acogedora sensación de estar en casa, de conocer de toda la vida a esas caras que veía por primera vez. Han pasado once años y sigo sintiéndome así todos los días. 

GBM es una empresa financiera enfocada en las inversiones con más de 35 años de historia -una muy curiosa, por cierto. Aunque es líder en el mercado de valores, donde su participación durante los últimos 20 años ha sido muy representativa, GBM no es muy conocida fuera del gremio financiero.

Estar fuera del radar mediático, no era casualidad o un error, sino un diseño consciente. Históricamente, GBM ha mantenido un perfil bajo debido a la naturaleza de su negocio y a la sencillez de los socios fundadores y el equipo directivo. Ellos le han impreso profesionalismo y un profundo conocimiento de la industria al ADN de la empresa, razón por la cual pueden atender a los grandes patrimonios del país, a los fondos de inversión y a las AFORES más sofisticadas. Era un negocio en donde invertían unos cuantos y no habíamos desarrollado las capacidades para poder escalar el negocio a millones de personas. Ese era el reto que nos planeábamos hace 10 años. 

Esta vocación por las inversiones y la pasión por México es lo que ha regido el rumbo de GBM. Como empresa, somos fieles creyentes del impacto que el interés compuesto puede tener en el patrimonio de las personas y del efecto colectivo que puede provocar en la sociedad. Somos grandes promotores del país tanto hacia adentro como en el extranjero, porque sentimos que tenemos esa responsabilidad de crear un mejor futuro para todos en este país que amamos tanto. 

Es importante también destacar el rol que la tecnología y la innovación han tenido en la empresa. La empresa ha sido pionera en hitos tecnológicos del sector, lo que nos ha permitido liderar el mercado de capitales durante las ultimas dos décadas en el país. A principios de los 2000, fuimos los primeros en conectar a clientes electrónicos internacionales para operar con nosotros. Con esto, logramos tener el mayor volumen operado en las bolsas de valores del país, siendo primer lugar de manera constante e ininterrumpida.  

Estas sólidas bases permitieron movernos hacia la era digital en 2011. En aquel enero, lanzamos GBMhomebroker, nuestro primer proyecto en línea que marcó un hito muy importante para la empresa y para la vida de muchos de nuestros colaboradores e inversionistas. Fue la primera muestra de que democratizar las inversiones en el país era posible, pues nos dimos cuenta que a través de la tecnología y la excelencia en el servicio al cliente, podíamos ofrecerle a todos los mexicanos servicios de inversión de altísimo nivel con la misma calidad que antes solo podíamos ofrecer a los grandes patrimonios. 

Trabajamos duro para poder cumplir las necesidades de la gente dentro del nicho financiero y nos especializamos en ofrecer soluciones para la comunidad inversionista existente. Tuvimos suerte, ya que identificamos a esta comunidad que resultó ser clave en el desarrollo del proyecto hasta el día de hoy. Gracias a toda la comunidad #TRMX.

Pero nuestro sueño era más grande. No pretendíamos ser un jugador de nicho, sino poder generar impacto en todos los mexicanos; no solo a los que habían tenido la oportunidad de estudiar finanzas o dedicarse al sector. Por eso, en 2014 lanzamos Piggo, una solución que fue muy innovadora ya que estábamos simplificando radicalmente la experiencia de inversión. Este proyecto nació gracias a la convicción de nuestros colaboradores, quienes al ver que sus familiares y amigos cercanos siempre se sentían ajenos a temas de inversión, se dedicaron a buscar soluciones para hacer un producto que no inspirara la sensación de estar en una dimensión desconocida al hablar de dinero e inversiones. 

En 2017 vinieron nuevos retos. Ese año nos trajo la fortuna de liderar el proyecto de transformación de la asesoría patrimonial integral dentro de la empresa. ¿Cómo podríamos potenciar a todos nuestros asesores de inversión en esta nueva era digital? Al igual que ocurre en todo nuevo reto, el camino no fue fácil. Pero al final, hubo mucho aprendizaje que nos ha ayudado a crear mejores productos y servicios tanto para nuestros propios asesores como para todos los mexicanos. Sobretodo nos topamos con un grupo de altísima calidad humana quienes siguen liderando los proyectos y la asesoría hoy dentro de GBM.

El contacto humano, la calidez y empatía que puede ofrecer un ser humano al hablar de dinero e inversiones es irremplazable. Por eso, hemos visualizado un servicio en donde nuestros asesores sean fundamentales en la relación con nuestros inversionistas.

Durante los últimos dos años, hemos ido construyendo esa visión, que bautizamos como GBMplus. Este proyecto marca la evolución y aprendizaje de esta década de trabajo hacia un mismo objetivo: hacer accesibles las inversiones para cualquier mexicano, sin importar su nivel de patrimonio o su conocimiento en materia financiera. Es decir, reúne lo mejor de GBMhomebroker, Piggo y de la asesoría financiera integral. 

GBMplus, es la guía que necesitas para poder generar libertad financiara a través de las inversiones. Son todas tus inversiones en un mismo lugar. En una misma cuenta, puedes tener lo siguiente: una cuenta de “débito” que invierte en CETES con liquidez diaria generando rendimientos; cuentas de inversión gestionadas por el equipo de expertos de GBM; tomar tus propias decisiones al comparar y vender más de 2,500 acciones, ETFs y fondos de inversión; y ademas de todo tener acceso a los mejores asesores de inversión del país. 

En estos 10 años hemos trabajado mucho, pero ha sido en los últimos 18 meses cuando por fin se han dejado ver los verdaderos frutos de este trabajo. Las cuentas de inversión en el país habían tenido un crecimiento muy tímido durante las últimas décadas:

Pero en 2019, cuando iniciamos la apertura digital, todo comenzó a cambiar. Pudimos reducir mucha fricción del proceso de inversión y bajamos el monto de apertura de $100,000 a $1,000 pesos, sabiendo que la tecnología ya nos permitía ofrecer este servicio a escala. 

En una de nuestras celebraciones de aniversario más legendaria, nos comprometimos públicamente a duplicar las cuentas de inversión en el país. Aquí pueden revivirlo:

 

Y en 2019, las cuentas de inversión crecieron más de 20%:

Pero no fue hasta este 2020 tan sui géneris que todo comenzó a despegar de manera exponencial. 

Así fue el primer trimestre:

Y así el segundo:

La participación de GBM dentro de las cuentas de inversión en el país ya es de más del 45%, cifra que representa a 225 mil de las 500 mil cuentas de inversión que hay en México.

En este hilo de twitter cuento más al respecto:

Pero lo mejor está por venir. Estamos convencidos que, con este gran proyecto y de la mano de nuestros colaboradores, de la comunidad de inversionistas, medios de comunicación, periodistas y entusiastas de las inversiones, vamos a lograr lo que hace unos años era inimaginable: convertir a México en un país de inversionistas. 

Esperamos poder ayudar a millones de personas en el país a conseguir su libertad financiera, porque invertir es la única manera realista de lograr lo imposible. 

Algunas cosas tienen que ser creídas para ser vistas… ¡imaginemos cosas chingonas!

Algunas cosas tienen que ser creídas para ser vistas | Sign quotes, Great quotes, Words